Asociación De Ayuda al Acompañante del Enfermo de las Islas Baleares

¿Quiénes somos?

ADAA es una asociación sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública y dedicada a ayudar a las familias de Baleares que tienen que trasladarse a otra comunidad autónoma por enfermedad grave, proporcionándoles alojamiento gratuito, apoyo psicológico y asistencia en tareas de gestión.

¿Qué hacemos?

Años en acción

Familias atendidas

Pisos de acogida

“Cuando la oscuridad del camino te impida continuar, recuerda que aquí está mi mano para ayudarte a viajar.”

De la noche a la mañana un diagnóstico cambia tu vida y la de tu familia. Y, tras aceptar la situación, cuestiones como ¿qué opciones tengo? ¿qué papeles debo preparar? ¿a dónde tengo que ir? buscan respuesta.
ADAA existe para facilitar a las familias trasladadas el duro trago que supone dejar su hogar atrás y enfrentarse a un proceso en muchas ocasiones largo y agotador. ADAA proporciona cobijo durante el tiempo necesario, atención psicológica profesional y ayuda en la ejecución de tareas administrativas y de gestión de documentos.

“Cada persona que ves está luchando una batalla de la que tú no sabes nada. Sé amable siempre.”

Los seres humanos necesitamos entender tanto como ser entendidos. Y tanto para lo primero como para lo segundo, son indispensables dos ingredientes: no juzgar y escuchar activamente.

En ADAA abogamos por la empatía como habilidad crucial para la comunicación asertiva. Pensamos que el camino para entender verdaderamente lo que siente y piensa la persona cuidadora pasa por ponernos en su piel y escuchar sus necesidades, deseos, miedos e inquietudes.

“Cada persona que ves está luchando una batalla de la que tú no sabes nada. Sé amable siempre.”

Los seres humanos necesitamos entender tanto como ser entendidos. Y tanto para lo primero como para lo segundo, son indispensables dos ingredientes: no juzgar y escuchar activamente.

En ADAA abogamos por la empatía como habilidad crucial para la comunicación asertiva. Pensamos que el camino para entender verdaderamente lo que siente y piensa la persona cuidadora pasa por ponernos en su piel y escuchar sus necesidades, deseos, miedos e inquietudes.

“Recuerda que el dolor es temporal. Darse por vencido es para siempre.”

Decía Viktor Frankl que al ser humano se le puede arrebatar todo, salvo la libertad de elegir la actitud que debe adoptar frente a aquello que le sucede. 
En ADAA consideramos que la actitud positiva juega un papel fundamental en el proceso de curación y recuperación. Por eso, nuestros esfuerzos van destinados a proporcionar, tanto a quien cuida como a la persona enferma, apoyo psicológico para que aprendan a lidiar de la mejor manera posible con la difícil situación que están atravesando.

“No conocemos nuestra fortaleza hasta que ser fuerte es la única opción para seguir adelante.”

La enfermedad no pide permiso para entrar. En muchas ocasiones golpea de repente y a toda velocidad. Si a eso le sumas que el tratamiento no es posible en el lugar de residencia, afrontar la situación deja de ser una opción para convertirse en obligación. 
En ADAA creemos firmemente que la unión hace la fuerza, razón por la que nuestra prioridad es el acompañamiento tanto a la persona cuidadora como a la enferma durante todo el proceso.

“No conocemos nuestra fortaleza hasta que ser fuerte es la única opción para seguir adelante.”

La enfermedad no pide permiso para entrar. En muchas ocasiones golpea de repente y a toda velocidad. Si a eso le sumas que el tratamiento no es posible en el lugar de residencia, afrontar la situación deja de ser una opción para convertirse en obligación. 
En ADAA creemos firmemente que la unión hace la fuerza, razón por la que nuestra prioridad es el acompañamiento tanto a la persona cuidadora como a la enferma durante todo el proceso.

Testimonios

“Quiero agradecerles lo bien que se han portado con nosotros. Cuando nos comunicaron que teníamos que ir a Barcelona para el trasplante de hígado a mi marido, nos enteramos de vuestra asociación. Nos tratasteis súper bien, nos acogisteis en un piso muy cuidado con las comodidades necesarias y nos indicasteis sitios que podíamos necesitar y modos de transporte. Teniendo en cuenta que nosotros no conocíamos Barcelona fue lo mejor que nos podía suceder después de lo desorientados que estábamos. Les estaremos toda la vida agradecidos.”

“No sé cómo explicar lo agradecidos que estamos mis padres y yo, lo bien atendidos que hemos estado y lo a gusto que estuvimos en el piso con otros enfermos que, al fin y al cabo, éramos como una familia. Te sientes casi como en tu casa y el hecho de conocer a gente que también pasa por lo mismo que tú y escuchar sus casos te ayuda a seguir adelante, se forma una relación especial. Gracias a todas esas personas que de alguna manera hacéis que para nosotros sea todo un poco más fácil. Y gracias a esas empresas que ponen su granito de arena para que esto sea posible y siga adelante”.

"Soy una mujer de 52 años trasplantada de pulmón, tengo una paga no contributiva y no tengo más ingresos. Y si no hubiese sido por ADAA ahora mismo yo no estaría aquí, ya que no puedo permitirme ir a vivir a Barcelona para esperar unos pulmones. No podré agradecer nunca todo lo que han hecho por mí y por mi familia, porque un trasplante es un proceso muy difícil para toda una familia, sobre todo si no tienes recursos y tienes que trasladarte lejos."

“Queridos amigos de ADAA, el motivo de estas letras es para agradeceros y daros las gracias por la ayuda que hemos recibido tanto yo como mi esposa, tanto en Mallorca como en Barcelona, ya que si no hubiera sido por vuestra ayuda nos hubiera costado mucho salir, ya que fueron bastantes meses fuera de casa. Gracias y que podáis ayudar a mucha gente muchos años más”.

Testimonios

“Quiero agradecerles lo bien que se han portado con nosotros. Cuando nos comunicaron que teníamos que ir a Barcelona para el trasplante de hígado a mi marido, nos enteramos de vuestra asociación. Nos tratasteis súper bien, nos acogisteis en un piso muy cuidado con las comodidades necesarias y nos indicasteis sitios que podíamos necesitar y modos de transporte. Teniendo en cuenta que nosotros no conocíamos Barcelona fue lo mejor que nos podía suceder después de lo desorientados que estábamos. Les estaremos toda la vida agradecidos.”

“No sé cómo explicar lo agradecidos que estamos mis padres y yo, lo bien atendidos que hemos estado y lo a gusto que estuvimos en el piso con otros enfermos que, al fin y al cabo, éramos como una familia. Te sientes casi como en tu casa y el hecho de conocer a gente que también pasa por lo mismo que tú y escuchar sus casos te ayuda a seguir adelante, se forma una relación especial. Gracias a todas esas personas que de alguna manera hacéis que para nosotros sea todo un poco más fácil. Y gracias a esas empresas que ponen su granito de arena para que esto sea posible y siga adelante”.

"Soy una mujer de 52 años trasplantada de pulmón, tengo una paga no contributiva y no tengo más ingresos. Y si no hubiese sido por ADAA ahora mismo yo no estaría aquí, ya que no puedo permitirme ir a vivir a Barcelona para esperar unos pulmones. No podré agradecer nunca todo lo que han hecho por mí y por mi familia, porque un trasplante es un proceso muy difícil para toda una familia, sobre todo si no tienes recursos y tienes que trasladarte lejos."

“Queridos amigos de ADAA, el motivo de estas letras es para agradeceros y daros las gracias por la ayuda que hemos recibido tanto yo como mi esposa, tanto en Mallorca como en Barcelona, ya que si no hubiera sido por vuestra ayuda nos hubiera costado mucho salir, ya que fueron bastantes meses fuera de casa. Gracias y que podáis ayudar a mucha gente muchos años más”.

¿Qué puedes hacer tú?

Hazte socio

Los socios son el motor que mueve ADAA. Gracias al inestimable apoyo de todas aquellas personas que realizan aportaciones periódicas, podemos seguir brindando nuestra mano a quiénes la vida, de golpe y porrazo, les ha puesto delante un gran reto.

Hazte voluntario

Decía Eduardo Galeano que «mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo». Y no podemos estar más de acuerdo. Por eso te animamos a que aportes tu granito de arena. ¿Quieres?

Haz tu empresa solidaria

El respaldo de las organizaciones que apuestan por nuestra labor es fundamental para ADAA. Promueve tu Responsabilidad Social Corporativa apoyando una causa muy cercana, pues la enfermedad es una lotería que puede tocarle a cualquiera.

Haz una donación

Practicar la gratitud es un hábito sanísimo y lo tenemos muy presente. Por eso valoramos enormemente las donaciones puntuales de quienes, en un momento determinado, tienen un gesto con nosotros. Gracias. También vosotros hacéis ADAA posible.

¿Nos sigues?

w

Noticias

Eventos

Facebook

Twitter

Instagram

Empresas solidarias

Contacto

Política de privacidad y protección de datos

971 12 13 24 - 659 78 93 61

 

Carrer de Sant Francesc, 51 - 53 07620 (Llucmajor)

 

adaa@adaaib.org

 

CaixaBank - ES65 2100 0052 1102 0027 3526